Cómo evitar las muertes y las intoxicaciones de los Hongos?

amanita phalloides

VOLVA

blanca

ANILLO en faldita

LAMINAS BLANCAS

Amanita phalloides

90% intoxicaciones

mortal
MORTAL

Conociendo las principales especies venenosas.
Sabiendo su nombre y apellidos, es decir el Genero y especie a la que pertenecen.
Por consiguiente, éstas especies son las primeras que hay que estudiar, antes que todas las demás,
hay que buscarlas a fin de conocerlas bien y en ellas hay que pensar casi siempre que se recoja cualquier seta.

MORTALES

5 Amanitas mortales:
phalloides ,
verna ,
virosa,
pantherina,
muscaria

Lepiotas pequeñas, menores de 10 cms

Cortinarius Orellanus

Clitocybes blancos y pequeños

Paxillus involutus

TOXICAS Entoloma lividum
Micenas y Galerinas, de porte pequeño
Boletus de satanas
Agaricus xanthodermus
mortal
toxica

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estad en guardia contra el mayor enemigo del micófago: las Amanitas mortales. Tienen bellos colores, verde, rojo, amarillo, blanco, gris...

Algunos de los caracteres botánicos de las Amanitas, pueden faltar, como las placas pequeñas del sombrero ( son restos de la volva) que han desaparecido por la lluvia o el fuerte viento, el anillo a veces puede faltar porque se lo han comido las babosas o por accion de los insectos; pero otros caracteres estan siempre presentes : la volva aplicada soble la base del pie, o vestigios de ella, enterrada en el suelo, hay que desenterrarla con mucho mimo, para extraerla sin deshacerla. Y las láminas blancas quedarán siempre presentes.

¡Ojo! al lado de las setas comestibles se encuentran las venenosas.

Nada revela al ojo profano la presencia del mortífero veneno, que
encierra en sí, las setas tóxicas o mortales.


Nunca lo repetiremos demasiado, no hay otros caracteres que los puramente botánicos, (como son un ejemplo las claves morfológicas de hongos de ésta guía de setas para principiantes) que puedan sevir para distinguir las especies, llegando a tener que utilizar a veces, libros específicos del género, reactivos quimicos o microscopio.

Todos los años, se producen intoxicaciones y muertes, precedidas de una prolongada agonía, que vienen a concluir la vida del imprudente, la de la esposa, hijos o nietos, y ¡aquel desgraciado creía conocer las setas! "toda la vida las habían cogido y comido y si fueran malas, ya nos habríamos envenenado", y...tuvo suerte, hasta el día que una seta venenosa, que no reconoció, salió en el lugar que siempre él las recogía; nunca se cuidó en absoluto de los más elementales principios de la micología, y confunció una rusula verde con la mortífera Oronja verde.

Habréis de estar alertas!, pues ciertas setas buenas se parecen a otras terriblemente venenosas.